domingo, 6 de septiembre de 2015

LA VENTAJA DE LOS OBSTÁCULOS



LA IMPROVISACIÓN DE LOS  “OBSTÁCULOS”


Los obstáculos son  oportunidades 
para ver los objetivos desde otra óptica,
 algo así como una nueva inspiración.


Las trabas o los problemas están presentes en nuestras vidas personales y profesionales para solucionarlos y no para negarlos. Otra forma de verlo es: asumir para corregir. 

Podrán ser hechos ocasionales, pero existen y en la medida que nuestra vida  devenga más y más creativa,  podremos considerarlos como oportunidades imprevistas de romper los paradigmas que nos encierran. ¿Acaso no  experimentamos estos “accidentes” a diario? Imagine un piloto de avión al que se le “planta” un motor mientras está a toda potencia  intentando  despegar, o un sonidista cuyos equipos de audio fallan en el momento que la orquesta irrumpe justo cuando el  telón se alza… 

Y sí,  esas cosas ocurren. La combinación de  creatividad aplicada a la experiencia (recuerde la imagen de los  conjuntos  que se complementan) aportara seguramente una solución exitosa. 

Di una charla a un grupo de personas en una empresa. Cuando llegué me enteré que no había cañón para conectar mi PC  y poder guiar la charla a partir de las imágenes. Debía salir de mis espacios de confort y  comencé – como siempre- con una historia  al mismo tiempo que   me acercaba al  único rotafolio que había en la sala. Por suerte había elementos para escribir  de distintos colores y mientras hablaba comencé a dibujar.  Para no perder el buen orden, sobre la primer hoja  escribí  mi nombre y el título de la charla, luego seguí escribiendo  gráficos  o textos resaltados  de  aquellas  transparencias que eran más importantes. En la medida que dibujaba iba arrancando las hojas  y las iba  colocando   en la pared siguiendo la secuencia de la presentación.

Fue distinto que seguirla utilizando la PC por ddos motivos:
  • Porque en todo momento veíamos todos los dibujos  
  • Porque me pude mover por la habitación libremente. 
Esto llevó a que el movimiento de mi cuerpo más el contenido, más los dibujos capturaran  la atención. 

Creatividad más experiencia siempre  están  presente cuando los habilitamos.
Imaginen un guitarrista al que se le corta una cuerda durante un concierto….



Hace muchos años, durante la performance de una opera famosa en un escenario internacional, un tenor muy conocido estaba cantando ya la escena final.  Estaba de pie, totalmente solo en el escenario  ofreciendo a la audiencia lo mejor de su voz entonando  un aria espectacular. Mientras cantaba, debía ingresar - lentamente por el extremo izquierdo del escenario - un cisne blanco de utilería  al cual se debía montar el  protagonista y terminar  el aria final mientras se alejaba montado elegantemente.

 El cisne efectivamente ingresó por el lado izquierdo,  pero no se detuvo  para que el cantante se subiera,  y  siguió viaje hasta salir por el extremo derecho. El tenor dejó de cantar, se hizo un silencio mortal y ante el estupor de la gente,  colocando sus brazos en forma de jarro  dijo en tono de broma dirigiéndose al auditorio: ¿Alguien sabe a qué hora pasa el próximo cisne ?  

Como resultado, la gente rió y aplaudió mientras el cisne de utilería entró rodando suavemente de nuevo, esta vez  en reversa, lo que arrancó más risas. El tenor  agradeció, se concentró, se sentó en el cisne  arrancó el aria nuevamente, todo funcionó como estaba previsto, el “gran finale” fue histórico y obviamente fue ovacionado.  


Esta historia verídica demuestra que la experiencia sumada a la creatividad puede arrojar resultados más que exitosos, inesperados e  inolvidables.

Horacio Bellotti



H