sábado, 10 de octubre de 2015

ANIMARSE AL DESAPEGO

Si sos capaz de liberar tus propias ideas y compartirlas, 
el  espacio interior que generó el desapego, será llenado con más ideas en una cascada multiplicadora rica e ingeniosa.

Como parte importante de la evolución de uno mismo como individuo creativo y creador, es indispensable aprender que esas ideas, o proyectos que uno crea deben soltarse y compartirse para que  crezcan. 

Si se trata de  una idea, compartila para que el pensamiento lateral de las técnicas de otros individuos la hagan crecer, florecer y fructificar. No la asfixies conservándola. Tené la modestia de bien comprender que alguien más puede hacer algo más con tu idea. Porque compartir ideas, implica liberar espacios mentales que generan OTRAS  nuevas ideas.  

Estemos listos y abiertos para  saber recibir las críticas constructivas que nutrirán el concepto original, en un proceso multiplicador cargado de creatividad.  En el peor de los casos, y si es necesario recordarlo,vos siempre serás el creador de la idea original.

Animate al desapego,  soltalo  y  recordá que ya fuiste capaz una primera vez; y no tengas duda que podrás repetirlo.
Al transformarte en un ser más creativo estarás madurando a un nivel superior que te dará:

1-Serenidad
2- Seguridad 
3- Más modestia.  

Aprender a dejar ir  y el desapego de todas tus cosas, aportará a tu vida más y más.  

Cuántas veces en el día te abstraés en una idea? ¿Y vos cree que esa es la última? ¡Olvídate  y alégrate, siempre hay más de dónde vino esa.